"La música es una necesidad. Después de la comida, el aire, el agua y la calefacción, la música es la siguiente cosa necesaria en la vida. Simplemente, tocar un tema es un lujo" (Keith Richards, 1988)

17/9/09

Amelia

Esta va para el Cunchu, que tuvo la delicadeza de mostrarme el video "Shadows and light", que contiene una de las canciones más lindas del mundo: Amelia, de Joni Mitchell.

La mujer en cuestión es Amelia Earhart, una estadounidense convertida en la primera mujer piloto en cruzar el Océano Atlántico en junio del año 1928. Célebre por sus records establecidos en la historia de la aviación, y por intentar el primer vuelo alrededor del mundo recorriendo la línea de Ecuador, hazaña que no pudo completar, ya que lamentablemente halló la muerte cuando sobrevolaba el Océano Pacífico con su Lockheed Electra un 2 de julio de 1937.

De yapa, un solo de Pat Metheny.


Amelia

Cruzaba el desierto ardiente
cuando vi pasar seis aviones
dejando seis estelas por sobre el pedregal
un hexagrama en los cielos,
las cuerdas de esta guitarra
Amelia, fue sólo una falsa alarma.

Las máquinas voladoras y su zumbido
que adormece la atención
alteran tiempo y estaciones con su triste canción
y así la vida se torna un álbum
fetiche de postal
Amelia, fue sólo una falsa alarma.

La gente te cuenta adónde fue
te dice adónde ir
pero hasta que vayas ahí nunca podrás saberlo realmente
donde unos hallan un paraíso
otros siembran el dolor
Amelia, eso es una falsa alarma, nada más.

Quisiera que esté a mi lado esta noche
cómo he de obedecer
su voluntad de que me mantenga alejada
así es que escondo este dolor
y el camino se volvió obsesión
te digo, Amelia, fue otra falsa alarma.

Como el fantasma de la aviación
se la tragó el cielo
o el ancho mar, igual que yo, ella tenía el sueño de volar
como Ícaro ascendiendo
en bellos brazos que no lo sostendrán
Amelia, era una falsa alarma, nada más.

Supongo que nunca amé de verdad
me temo que es así
me pasé la vida siempre entre nubes en lo alto de mi helado confín
y viendo todo desde allá arriba
en sus brazos me fui a estrellar
Amelia, era sólo una falsa alarma.

Paré en el hotel "Los Cactus"
a enjuagar la soledad
y me dormí en la almohada de mi esperanza perdida
soñé con siete cuarenta y sietes
sobre campos sin alambrar
sueños, Amelia, sueños y una falsa alarma más.








Saludos,
José

1 comentario:

  1. Muchisimas gracias por los elogios, y prometo seguir manteniendo el nivel que ustedes esperan de Los Peores, aunque falte poco para terminar la tercera temporada.

    Si tienen fotolog, la actividad continuará allí con reposteos de lo "mejor" de las primeras.

    El flog es /lospeoresdiscos

    ...que contiene lo mismo, pero con distinto olor.

    Ah, me tomé el atrevimiento de copiar su mensaje del c-box para los comentarios al pie de la nota, porque lo quiero atesorar para siempre.

    Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar