"La música es una necesidad. Después de la comida, el aire, el agua y la calefacción, la música es la siguiente cosa necesaria en la vida. Simplemente, tocar un tema es un lujo" (Keith Richards, 1988)

5/5/09

Vivos de nuevo

Gracias a toda la gente que estuvo el viernes pasado en D'Mum. Entre las muchas cosas que nos hicieron disfrutar del recital, queremos destacar todos los aplausos y los buenos comentarios recibidos, porque es ahí donde lo que hacemos cobra sentido.

No tocamos muy seguido (aunque eso quisieramos), por lo que cada vez que podemos volver a conectarnos resulta un hecho doblemente relevante. Decíamos un poco en broma que agradecíamos concurrir al evento "con paciencia y sin prejuicios", y no sólo obtuvimos eso, si no algo un bastante más importante: la pasión compartida entre nosotros y ustedes. Algo que no se puede pedir. Ni fingir.




Esperamos volver a experimentarlo lo más pronto posible.


Saludos!

1 comentario:

  1. Mil gracias por tus conceptos. Comentarios así me nutren y me ponen feliz.

    Es cierto que el trabajo es arduo, no tanto por los contenidos de las notas en sí, sino porque hay que hacerlo cada vez más dinámico, ya que el leitmotiv es siempre el mismo: "el disco es una mierda y si lo amás, tenés problemas", todo dicho de las mil y una maneras posibles para nunca aburrir. Para el 99% de los bloggers hacer un espacio dedicado a la basura no es muy alentador. Para mí, sí, porque soy el primero en reirme.

    No te voy a negar que tengo momentos de crisis y a veces sucede algo tipo: "Tengo una lista enorme de basuras, ¿pero cómo encaro el próximo post?".

    Trato de equilibrar entre el periodismo puro y la ficción.

    Y justo en el momento en que me digo "no da para más", aparecen las musas juguetonas y ¡la luz!

    Es que ya son muchas notas, y TODAS son revisadas hasta la histeria. Me encanta ofrecer un producto de calidad. ¿Sabés por qué? Porque en estos tiempos de saturación web, tener un público es un capital inestimable.

    Otra cosa que me impulsa a seguir es esto de haber concebido la sátira organizada, es decir, el supuesto espacio de protección al consumidor.

    Hecha la cubetera, sólo resta pensar de qué líquido serán los cubitos.

    Un gran abrazo y nuevamente gracias por todo.

    ResponderEliminar